Mejores centros de masajes en Barcelona

Mejores centros de masajes en Barcelona

¿Cansado, estresado, y adolorido muscularmente? Lo mejor es ir a un centro de masajes y tratar todas esas dolencias, malas energías y cargas.

En este artículo te hablaremos un poco sobre los beneficiosos de estos centros, sobre los mejores centros de masajes en Barcelona, y un poco acerca de los múltiples servicios que puedes adquirir en ellos.

¿Qué servicios se ofrecen en un centro de masajes?

Generalmente los servicios de un centro de masajes se incluyen en el nombre de un spa, en este sentido puedes conseguir distintos tipos de masajes (los cuales explicamos más abajo), pero también otros servicios de relajación.

En este sentido se puede completar el servicio típico de masajes, con circuitos de agua, aguas termales y minerales, tratamientos médicos o tratamientos de belleza.

Claro, dependiendo de cada centro de masajes, pueden ser tan especialistas o generalistas como ellos quieran y disponga en sus instalaciones.

Tipos de masajes

Si quieres ir a un centro de masajes en algún lugar, necesitaras saber cuáles son los más comunes y cuáles son los que posiblemente te puedan brindar:

  • Masaje relajante: un masaje para aliviar la tensión acumulada en los músculos principales y dejar fluir el estrés. Se caracteriza por movimientos lentos, largos y pausados, de presión firme.
  • Masaje lomilomi hawaiano: con uso del antebrazo, codo y brazo, el masajista usa movimientos progresivos, fuertes y suaves de forma alterna. Este masaje busca generar armonía entre los músculos y abrir paso a los flujos energéticos. 
  • Masaje japones o shiatsu: es un masaje realizado con dedos y manos, para estimular o tranquilizar la energía del cuerpo. Su técnica se basa en los puntos meridianos de la acupuntura.
  • Masaje sueco: uno de los más básicos, pero también uno de los más necesarios. El masaje sueco empieza con los típicos golpes superficiales, yendo en dirección de la sangre y así calentar los músculos y posteriormente pasa a los tejidos profundos. Todo su proceso busca la relajación y la purificación de toxinas en el cuerpo.
  • Masaje de piedras volcánicas: las piedras se colocan en el meridiano con la finalidad de relajar y restaurar los músculos y el cuerpo. Posteriormente, el masajista ejerce cierta presión sobre las piedras, al igual que las usa para masajear otras partes del cuerpo.
  • Masaje balsámico: el masaje balsámico consiste una aplicación de variados aceites concentrados, dando una capa de protección sobre el cuerpo ante agentes virales y bacterias que pueden afectar el cuerpo.
  • Masaje de tejido profundo: estos masajes son usados para casos médicos o atléticos, de intensidad más aguda y restaurativa, por lo que puede ocasionar dolor durante un par de días, pero es efectivo para la cura de daños musculares y dolencias crónicas.
  • Masaje de tipo terapéutico: un masaje específico para áreas afectadas del paciente, generalmente se recibe en consultorios médicos y centros de rehabilitación, aunque también puede estar dentro de la carta de servicios de un centro de masajes.
  • Masaje cañita de bambú: las cañas de bambú son excelentes para realizar masajes, desde tiempos antiguos han sido usados a causa de su transmisión de energías, llevando a los pacientes a un estado de relajación placentero.
  • Masaje maya: es un masaje iniciado desde el cirro (pulso del ombligo), haciendo fluir las energías. También hace estirar los músculos, trata los reumas, alinea tendones y ligamentos, relaja y trata desde lo profundo a lo superficial de los músculos.
  • Masaje pinda: es un magnífico masaje realizado con bolsas de tela con hierbas aromáticas, las pindas se usan para generar presión sobre el cuerpo y así relajarlo.
  • Masaje de pies o reflexología: este tipo de masajes está basado en la teoría de la terapia de zona, indicando que las distintas partes del cuerpo se ven reflejadas en las zonas del pie, de modo que, al masajear las distintas zonas de este, se brinda un tratamiento integral sobre el cuerpo.

¿Cuándo acudir a un centro de masajes?

La primera motivación básica, y por la cual todos deberíamos ir por lo menos una vez en la vida, es para disfrutar de un masaje relajante: nadie sabe cuan estresado se encuentra hasta que se toma uno. Mucho trabajo, mucha faena, mucho estudio ¡Nada como un buen masaje para relajar el cuerpo y la mente!

Por otro lado, si tienes muchas dolencias de carácter muscular, como dolores de espalda, cuello o piernas, es necesario que vayas a un centro de masajes para que traten tu caso.

Si sufriste de algún accidente, lesión o fractura, es necesario restaurar los músculos de una manera adecuada, incluso cuando aparentemente no se vean afectados. Ya que los efectos se verán a largo plazo.

¿Dónde ubicar un buen centro de masajes?

En Barcelona conseguirás los mejores centros de masajes, en los cuales se ofrecen todo tipo de servicios, para todo tipo de dolencias y problemas musculares.

Ten en cuenta que las centros de masajes pueden ser especialistas o generalistas, por lo que no dudes en llamar y pedir especificaciones sobre sus servicios, ya te hemos dado una guía básica para saber de que va todo.

ziip

Comentarios cerrados.